wedding-dresses-id
Ideas para darle color a tu vestido de novia
September 14, 2016
halloween-id
¡En puertas una fiesta de miedo!
September 23, 2016
Mostrar todo

Rosh Hashaná: el primer día del año judío

rosh-hashanah-id

La fiesta de Rosh Hashaná, cabeza del año o año nuevo judío es observado durante dos días. Se despliega una serie de símbolos alusivos a la festividad que auguran un año dulce, pleno, próspero y lleno de bendiciones. Queremos ofrecerles algunos tips de cómo adornar la mesa de forma que destaque y resulte funcional a la hora de bendecir los alimentos que componen la tradición de esta festividad.

1- El rojo es un color que puede destacar la noche de Rosh Hashaná. Las manzanas y la granada pueden inspirar motivos en los arreglos florales así como en la comida. Toques de color que avivan la buenaventura y el deseo de recibir un año alegre.

2- La miel que baña la manzana como una forma de destinarnos a vivir un año dulce, puede colocarse en cazuelitas chiquitas para la salsa de soja en el sushi, una para cada invitado. Ponerle  miel y dejarla junto a cada plato toda la noche. Colocar otra bandejita al lado de cada cazuelita con rodajitas de manzana (bañadas con jugo de limón para que no se oxiden), o bien una manzana entera por comensal, que pueden comer o puede quedar como decoración natural.

3- Poner la mesa es todo un arte. Como la mesa es la protagonista de la noche, decorar va a hacer que destaque la atención en el ritual religioso. Así que la sugerencia es escoger un maravilloso mantel que destaque. Si el presupuesto es limitado y no se puede comprar uno de calidad, se puede usar uno sencillo que destaque, gracias a la combinación de detalles decorativos y los colores de la comida, desde los centros de mesa, hasta pequeños detalles que van a marcar la diferencia como usar pequeñas flores, lazos para las servilletas, frutas, velas… La misma regla se aplica a la vajilla, la cristalería y la cubertería. Todo en conjunto debe generar una armonía cromática.

4- Los centros de mesa nunca deben ser muy altos, puesto que es importante que los comensales se puedan ver durante la cena o la comida.

5- Las flores frescas siempre aportan elegancia, delicadeza y color a los centros de mesa.

Este año, Rosh Hashaná puede resultar más allá de la solemnidad y riqueza ritual un momento para lucir el buen gusto frente a la familia y amigos.

¡Shaná Tova!